Sexismo y fiesta, ¿van de la mano?

El verano ya llegó, ya llegó, ya llegó…y la fiesta comenzó, comenzó, comenzó…

Con el verano  también han llegado las fiestas patronales a nuestros pueblos y ciudades. Momentos para pasarlo bien con la familia, amistades y vecinas y vecinos. Pero en muchas ocasiones el júbilo, el desenfreno y la diversión parecen borrar cualquier resquicio del respeto que nos debemos tener las personas, y las fiestas se convierten en espacios donde “todo vale”. Como mujeres jóvenes que somos, no estamos rechazando las fiestas, pero tenemos que denunciar cómo éstas traen consigo actuaciones poco cívicas y en demasiadas ocasiones sexistas. Todas conocemos las imágenes de chicas acosadas, imágenes que tenemos que ver o sufrir año tras año, fiesta tras fiesta…

Lo peor de todo esto es que como “estamos en fiestas” todo está permitido, y si no lo aguantamos es porque no tenemos sentido del humor, ya que es normal que en un entorno en el que la euforia se hace “dueña” de nuestra personalidad se asuma un consentimiento previo que da carta de libertad para cualquier acción.

agosto2014SexismoyFiesta

Tampoco es raro escuchar que somos  las propias mujeres las culpables de estas acciones. Se nos culpa de “ir provocando”. En cuántas ocasiones hemos tenido que oír aquello de “si lleva una minifalda es para que la miren”. En ningún caso la ropa puede justificar una situación de acoso y mucho menos culpar a quienes visten una determinada ropa del acoso que puedan sufrir. Las únicas personas culpables del acoso son quienes los llevan a cabo.

En los últimos años parece que las instituciones públicas han ido reaccionando, y son algunos ayuntamientos los que promueven campañas de tolerancia cero al sexismo y aumentan la vigilancia. Pero aún queda mucho por hacer, empezando por no reducir las acciones de intolerancia a las agresiones sexistas a las fiestas, sino extenderlas durante todo el año y realizar programas de prevención de acoso sexual integrales y efectivos.

Cualquier ambiente festivo debe ser disfrutado en igualdad de condiciones, sin ningún tipo de riesgo por el simple hecho de ser mujer. Recordad que las mismas personas que disfrutamos con las fiestas, mujeres y hombres, debemos ser las mismas que nos levantemos y luchemos contra estos hechos sexistas, ya que no hay excusas. Lo único admisible es la tolerancia cero.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s