¿Qué es GRÁBATELO?

Hola a tod@s!

Este mes, hemos decidido recordar para que nació GRÁBATELO. Este espació nació en Agosto de 2012, con la voluntad de que fuera un espacio tanto nuestro como vuestro, en que fueseis entrando y así poder crear un relato conjunto a partir de nuestro dialogo en la red, hoy ese objetivo sigue siendo el mismo, tener un canal en el que junt@s creemos historia,, así que si eres una persona joven interesada por el problema de la violencia de género y que quizá quieras compartir con nosotras tus dudas, tus reflexiones, o quizá solamente te apetezca curiosear un rato e informarte. La información es poder 🙂

Nuestra campaña “Grábatelo” de Prevención de Violencia de Género en la Juventud es una campaña en la que llevamos años trabajando con el mismo lema. Pretendemos que los mensajes de Prevención de la Violencia de Género se os queden y se nos queden “grabados”, tal y como se nos queda en la mente toda esa música que tanto nos gusta, y que a veces nos ayuda pero en muchas ocasiones no nos ayuda nada a prevenir y luchar contra la violencia de género. Por eso nuestra imagen para la campaña son esos dos discos acompañados de notas musicales. Y como queremos que tanto las chicas como los chicos os impliquéis en esta campaña, hemos cogido colores “neutros”, el rojo y el verde, para que todas y todos nos sintamos parte de la campaña.

La violencia de género es un problema muy complicado, que no tiene ni una sola causa ni una sola solución. Para centrarnos un poco, y como sabemos que las relaciones de pareja son muy importantes, nos vamos a limitar de momento a este tipo de situaciones en las que se puede producir violencia de género. Una definición sencilla que se puede dar a esta violencia de género es la que se ejerce dentro de una pareja por un hombre hacia una mujer basándose en las relaciones de desigualdad entre mujeres y hombres. La sociedad ha ido fomentando a lo largo de la historia una posición privilegiada de los hombres (en general) respecto a las mujeres (en general). Aquí no nos vamos fijando en casos particulares. Si no actuamos mirando en términos generales, difícilmente podremos hablar de situaciones que ocurren a la mayoría de la gente, y eso es lo que queremos, porque pensamos que la prevención se debe hacer en términos de sociedad, donde todas y todos nos impliquemos de verdad para acabar con las desigualdades. No se trata de víctimas ni de culpables, sino de que todas y todos seamos agentes del cambio para que cada persona pueda desarrollar su amor de la manera más feliz posible, sin verse rodeada de miedos, de amenazas, de persecución e incluso de muerte.

En esta campaña te mandamos dos primeros mensajes, claros y concisos:

  • Si te sientes mal, es que algo va mal: este mensaje está tomado de unas compañeras nuestras irlandesas de la organización Women’s Aid que crearon una campaña similar. Como ves, la preocupación por la violencia de género en la gente joven salta las fronteras, afecta a todos los países
  • Los celos no son amor, son celos

¿Alguna vez has estado en una relación de pareja y ha llegado un momento en el que solamente pensar que tenías que quedar con tu chico te levantaba una sensación de malestar, como si de repente te sintieses cansada, o estresada, o nerviosa? ¿Alguna vez, estando en una relación de pareja complicada, te has dado cuenta de que te dolía la tripa un día sí y otro también pero no podías encontrar la causa a ese malestar? ¿Alguna vez estando en una relación de pareja complicada te has sentido más triste de lo normal, más aislada? Piensa: si te sientes mal, ya sea física o emocionalmente, es que algo va mal.

¿Y qué me dices de los celos? ¿Crees que porque tu chico o tu chica sea más celoso o celosa está más enamorada o enamorado? ¿Sientes lo mismo cuando piensas en términos de “amor” que cuando piensas en términos de “celos”? Seguro que no, porque amor y celos no son lo mismo. Si fuesen lo mismo no existirían dos palabras, si fuesen lo mismo sentiríamos lo mismo, si fuesen lo mismo no asociaríamos cada una de esas palabras a sentimientos diferentes, incluso a colores diferentes (el amor es en colores bonitos, tranquilos, felices; los celos son colores de ira, no demasiado agradables ¿verdad?)

Os recordamos los tipos de violencia de género:

La violencia de genero tiene muy diversas formas de expresión. No se reduce, ni muchísimo menos, a violencia física.  

Malos tratos físicos:

Cualquier conducta que implique el uso deliberado de la fuerza contra el cuerpo de la mujer, con intención de ocasionar lesión física, daño o dolor.

Son manifestaciones de esta violencia: empujones, bofetadas, puñetazos, patadas, golpes, arañazos, punzamientos, mordeduras, quemaduras, etc., pudiendo llegar a producir hematomas, fracturas, heridas, cortes, rotura de tímpano, lesiones de órganos internos y/o lesiones irreversibles.

Malos tratos psicológicos:

Cualquier conducta que atente contra la integridad psíquica y emocional de la mujer.

Son manifestaciones de este tipo de violencia: amenazas, insultos, humillaciones o vejaciones, exigencia de obediencia o sumisión, aislamiento social, culpabilización, privación o limitación de libertad, el chantaje emocional, el rechazo, el abandono. El maltrato psicológico humilla, amenaza, descalifica, ridiculiza, anula la autoestima y la tendencia natural a la defensión, por lo que las mujeres víctimas de violencia psíquica son víctimas fáciles de la violencia física o sexual.

Malos tratos económicos:

Cualquier conducta que incluye la privación intencionada y no justificada legalmente de recursos para el bienestar de la mujer y de sus hijos e hijas o la discriminación en la disposición de los recursos compartidos en el ámbito familiar, en la convivencia de pareja o en las relaciones posteriores a la ruptura de la misma.

Son manifestaciones de este tipo de conducta: no dar a la mujer el suficiente dinero, administrar los recursos económicos sin consultar ni dar cuentas a la mujer, administrar o disponer del dinero que ella gana impidiéndola acceder de manera directa a sus propios recursos, descalificar a la mujer como administradora del dinero, etc.

Malos tratos sociales:

Cualquier conducta que implique humillación, ridiculización, descalificación y burla en público. El agresor se muestra descortés con las amistades y/o familiares de la mujer, seduce a otras mujeres en su presencia etc.

Malos tratos ambientales:

Cualquier conducta consistente en romper, golpear objetos, tirar cosas que pertenecen a la mujer, destrozar enseres.

Violencia sexual:

Cualquier conducta que implique un acto de naturaleza sexual realizado sin consentimiento de la mujer, con independencia de que el agresor guarde o no relación conyugal, de pareja, afectiva o d parentesco con la misma.

Formas de violencia sexual: 

  • Violencia sexual que no implica contacto corporal: Exhibicionismo, forzar a ver material pornográfico, mensajes por correo telefónico, gestos y palabras obscenas, insultos sexistas, acoso sexual, proposiciones sexuales indeseadas, voyerismo.
  •  Violencia sexual con contacto corporal: Tocamientos, caricias, masturbación, obligación a adoptar posturas que la mujer considera degradantes.

Violación (o tentativa): supone la penetración (o tentativa de) sexual (genital, anal o bucal) bien sea con el órgano sexual, con los dedos o con cualquier otro objeto.

  • Violencia contra los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres: Incluye cualquier actuación que restrinja a las mujeres el libre ejercicio de su derecho a la salud sexual y reproductiva, y por tanto que afecte a su libertad para disfrutar de una vida sexual satisfactoria y sin riesgos para su salud, así como de ejercer libremente su derecho a la maternidad
  • Tráfico o utilización de mujeres y niñas con fines de explotación sexual, prostitución y comercio sexual.
  • Mutilación genital femenina.

Violencia de pareja / expareja

Es la violencia ejercida contra las mujeres por sus parejas (marido, compañero, novio) o expareja como instrumento para mantener el poder y el control. Comprende todas las formas de maltrato referidas anteriormente: maltrato psicológico, económico, social, ambiental, físico y sexual.

Este tipo de violencia es una de las que mayor alarma social está generando en los últimos años, debido fundamentalmente a la magnitud del fenómeno y el hecho de que se lleva a cabo con total impunidad en el ámbito de la privacidad.

Este tipo de violencia tiene unas características propias que la diferencia de otros tipos de violencia:

  • La violencia la ejerce un hombre con quien la mujer mantiene o ha mantenido un vínculo afectivo y amoroso, puede ser el padre de sus hijos e hijas y le une o le ha unido una relación legal, económica, emocional y/o social.
  •  Este tipo de violencia se puede producir tanto dentro de una relación de pareja como fuera de ella (noviazgo, separación o divorcio).
  •  Los hombres que ejercen este tipo de violencia pueden tener una buena imagen pública, y ser inclusos seductores y atractivos en los espacios y relaciones sociales.

Es en el ámbito privado y doméstico donde los hombres se sienten legitimados para ejercer la violencia.

  • Los malos tratos se producen generalmente en el ámbito de la privacidad, dentro de la casa, por lo que a veces pasan desapercibidos para las personas que  rodean a la mujer (familiares, compañeros y compañeras, vecinos y vecinas, amistades).
  •  Los malos tratos se ocultan tanto por los hombres que los ejercen como por las mujeres que los sufren.
  •  La violencia que el hombre ejerce contra la mujer puede afectar a otros miembros de la familia (hijos e hijas, personas mayores, familiares…).
  •  Los malos tratos no son actos aislados, sino una concatenación de hechos que se prolongan en el tiempo, cuyo objetivo es el de conseguir el control y dominio sobre la mujer, lo que va debilitando gradualmente sus defensas físicas y psicológicas, generando miedo y sentimientos de indefensión e impotencia.
  •  Las mujeres maltratadas sienten vergüenza de sufrir violencia, de no ser capaces de pararla ni de protegerse a si mismas y a sus hijos e hijas. Se sienten culpables de haber elegido como pareja a un hombre violento o incluso por no haber podido cambiarle. Estos sentimientos impiden a las mujeres contar lo que les pasa y les lleva a minimizar o negar la violencia.
  •  Las mujeres víctimas de malos tratos no son consideradas inocentes por un gran sector de la población, sino débiles, cómplices, consentidoras o responsables de la violencia que sufren.

Si quieres, y te lo pedimos por favor, puedes dejarnos comentarios, y puedes escribirnos con tus dudas, preguntas, reflexiones, poemas, letras de canciones, propuestas, relatos, etc. a la dirección grabatelo@mujeresjovenes.org

Gracias por estar ahí, esperamos seguir en contacto!!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s