Sexismo y canciones del verano, ¿qué significa?

Las actitudes machistas pasan por todos los géneros musicales, y las canciones del verano no acaban con esta moda. No se trata de un problema de moral, sino de representación de la sexualidad femenina. Nadie toleraría una canción homófoba o racista ¿verdad? Pero parece que hay menos reparos cuando se trata de una canción que degrada a las mujeres. ¿Por qué?

Abrid bien los ojos, leed y juzgad: “Tú eres la zorra más buenorra que hay en este lugar; han intentado domesticarte, pero eres un animal, está en tu naturaleza; te voy a dar algo lo suficientemente grande como para partirte el culo en dos; haz como si te doliese…”. ¿Qué os parece? Seguramente os resultará desconocida, ya que la letra original es en inglés, pero se trata de la letra de “Blurred Lines”, una de las canciones del verano del año pasado, del artista estadounidense Robin Thicke. Si buscáis las canciones que están sonando en la actualidad, encontraréis letras parecidas, más o menos evidentes, pero cuyo trasfondo es muy similar.

Este tipo de letras nos avasallan en los chiringuitos, discotecas, playas. En definitiva, lugares públicos, en los que además de estar expuestas por el hecho de ser jóvenas, tenemos que escuchar cómo la canción del verano nos convierte en objetos, nos trata como meras  herramientas de placer sexual.

La presencia del sexo en las canciones no es novedosa. Se puede rastrear a lo largo de la historia de la música en sus distintos géneros, pero en 1992 Madona marcó la tendencia moderna en este tipo de música con su canción “Erotica”. Aunque con una salvedad, pues en ella se presentaba a una mujer consciente de su sexualidad y reivindicando el amor lésbico. Desde Federación Mujeres Jóvenes no queremos juzgar aquí si se trata de una denuncia social o una mera provocación. Simplemente, queremos  explicar de dónde venimos y a dónde vamos.

La manera en la que en la actualidad se nos dibuja a las mujeres nos degrada, porque en estas canciones somos inmaduras, pasivas, con cuerpos demasiados alejados de la realidad muy ligeros de ropa o desnudas y con unas preocupaciones banales. Pero eso sí, siempre dispuestas a dar placer al género masculino, incluso muy por encima del nuestro.

¿Qué podemos hacer?

No podemos impedir que se escuche este tipo de música, ni  vamos a cambiar los gustos musicales. Pero desde Federación Mujeres Jóvenes queremos hacer un llamamiento a vuestro espíritu crítico, os animamos a que descubráis vuestras verdaderas creencias y opiniones, y a que reconstruyáis el mundo mediático que nos rodea.

julio2014SexismoCanciónVerano

Anuncios